Gobierno español extiende estado de alarma por 15 días

PERIODISMO360RD.- El presidente del gobierno español anuncio una extensión de 15 días del estado de alarma por Coronavirus. Por lo que los ciudadanos seguirán confinados, Pedro Sánchez, ha comunicado este domingo a los presidentes autonómicos su decisión de prorrogar el estado de alarma durante quince días más. Para ello, el Gobierno tendrá que pedir autorización al Congreso de los Diputados.

El sábado, Sánchez había adelantó que “lo peor está por llegar” y que “estamos en un momento muy crítico y van a llegar días muy duros”. Con la ampliación del estado de alarma, España quedará confinada durante toda la Semana Santa, hasta el 4 de abril.

El Consejo de Ministros decretó el estado de alarma el pasado sábado, 14 de marzo. Es la segunda vez desde la reinstauración de la democracia que se adopta esta medida excepcional, que permite limitar las libertades personales.

El Real Decreto incluye el cierre de todo el comercio no esencial y la limitación de movimientos salvo en ocho supuestos, como ir al supermercado o a un centro de salud.

Irán rechaza ayuda de EEUU, cita teoría de la conspiración

 Emiratos Árabes Unidos (AP).- El líder supremo de Irán rechazó el domingo la asistencia estadounidense para combatir el nuevo coronavirus, citando una teoría de la conspiración sin base sobre que el virus podría haber sido fabricado en Estados Unidos.

Irán está sujeta a duras sanciones estadounidenses que impiden al país vender su petróleo y acceder a los mercados financieros internacionales.

En los últimos días, el gobierno civil iraní ha incrementado sus críticas a esas sanciones. Pero Jamenei, de 80 años, optó en su lugar por hacerse eco de la misma teoría de la conspiración sobre el virus utilizada cada vez más por las autoridades chinas sobre el origen de la pandemia.

“Posiblemente su medicina (ofrecida) sea una forma de extender más el virus”, dijo Jamenei. “O si envían terapeutas y médicos, quizá quieran ver el efecto del veneno, dado que se ha dicho que parte del virus se ha construido para Irán”.

En ningún lugar del mundo se han presentado pruebas científicas que respalden esas afirmaciones. Sin embargo, un portavoz del gobierno chino tuiteó este mes que “podría ser el Ejército de Estados Unidos el que trajo la epidemia a Wuhan. ¡Sean transparentes! ¡Hagan públicos sus datos! ¡Estados Unidos nos debe una explicación!”.

Tampoco Lijian ofreció pruebas para respaldar sus acusaciones, que hicieron que el Departamento de Estado de Estados Unidos convocara al embajador de China para presentar una queja formal.

Wuhan es la ciudad china donde se detectaron los primeros casos de la enfermedad en diciembre. El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha ido refiriendo de forma progresiva al microbio como el virus “chino” o “de Wuhan”, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud emplea el término COVID-19 para describir la enfermedad que produce. Incluso un senador estadounidenses de Arkansas ha difundido la teoría de la conspiración sin base de que el virus es un arma biológica de fabricación china.

Los científicos aún no han determinado con exactitud cómo se produjeron las primeras infecciones en personas. Las pruebas apuntan a que se originó en murciélagos, que a su vez infectaron a otro animal, desde el que se extendió a la gente en un mercado de Wuhan. El mercado ahora clausurado ofrecía docenas de especies, como salamandras gigantes, crías de cocodrilo y perros mapache, descritos a menudo como salvajes aunque fueran procedentes de cría.

Un artículo publicado la semana pasada en la revista científica Nature Medicine también señaló que hay “fuertes indicios” de que el virus “no es el resultado de manipulación deliberada”.

“Es improbable que (el virus) surgiera a través de manipulación en laboratorio de un coronavirus emparentado similar al SARS-CoV”, concluyeron los autores del estudio.

El ayatolá hizo sus declaraciones del domingo en un discurso en Teherán emitido en vivo el domingo a todo Irán con motivo del Nowruz, el Año Nuevo Persa. Jamenei había cancelado su discurso habitual en el santuario del imán Reza en Mashhad, debido al brote viral.

Irán tiene más de 20.600 casos confirmados del nuevo coronavirus, con 1.556 muertes confirmadas.

Es uno de los países más afectados por el nuevo virus. Ocho de cada 10 casos en Oriente Medio se encuentran en Irán, y personas que salían de la República Islámica llevaron el virus a otros países.

EEUU: Congreso y Casa Blanca negocian rescate económico debido al coronavirus

WASHINGTON (AP).- Las negociaciones al más alto nivel entre el Congreso y la Casa Blanca sobre un gigantesco plan de rescate económico por más de un billón de dólares parecían avanzar la noche del sábado, mientras el presidente Donald Trump hacía un llamado a alcanzar un acuerdo para estabilizar a una nación paralizada por la pandemia del coronavirus.

En un momento de inquietud entre la población y de inestabilidad en los mercados, todas las partes dejaban entrever que un acuerdo estaba al alcance. El objetivo principal era conseguir que millones de trabajadores afectados de forma repentina por la crisis no se quedaran sin ingresos.

Las diferencias asimismo se han reducido durante las conversaciones sobre una especie de Plan Marshall para los hospitales y sobre el otorgamiento de créditos a las aerolíneas y otras grandes corporaciones que han tenido que dejar de funcionar debido al virus y la suspensión nacional de actividades. El Plan Marshall ayudó a reconstruir Europa Occidental después de la Segunda Guerra Mundial.

El líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, anunció el sábado por la noche que estaban “muy cerca” de alcanzar una resolución bipartisana.

McConnell dio instrucciones a los presidentes del comité para que elaborasen un borrador de proyecto. Los funcionarios han fijado una cantidad de casi 1,4 billones de dólares y afirman que con otras medidas de la Reserva Federal se podría inyectar dos billones de dólares a la economía de Estados Unidos.

“Estamos decididos a ofrecer la ayuda significativa que necesitan los estadounidenses, con la rapidez que requiere esta crisis”, dijo McConnell.

Un portavoz del líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que “aún no hay un acuerdo”. Los demócratas estaban deseando leer el borrador y continuar las negociaciones, señaló el vocero Justin Goodman.

“Todo mundo está trabajando con ahínco y quiere una solución que sea la correcta, me parece que estamos muy cerca”, declaró Trump ante la prensa con un tono de confianza sobre la capacidad de la nación para superar pronto la pandemia.

En el Capitolio, el Senado convocó una sesión extraordinaria de fin de semana mientras los negociadores elaboraban con premura el plan de rescate. No estaba previsto anuncio alguno sino hasta por lo menos el domingo. El objetivo del Senado es efectuar una votación inicial el domingo y conseguir la aprobación en esa cámara para el lunes.

Urge actuar debido al gran aumento en las solicitudes de asistencia por desempleo, el cierre de empresas y la reapertura el lunes de los mercados financieros ávidos de señales de que Washington puede amortiguar la crisis de salud y lo que los expertos describen como una recesión inminente.

Trump se ha abstenido de abundar en detalles pero señaló el sábado que estaría cortejando a los principales negociadores.