EEUU anuncia cargos contra Maduro por narcoterrorismo

MIAMI (AP).- El gobierno estadounidense anunció el jueves cargos contra el presidente venezolano Nicolás Maduro y sus allegados acusándolos de convertir a Venezuela en un emporio criminal al servicio de narcotraficantes y terroristas.

El Departamento de Justicia acusó a Maduro y al líder del partido socialista Diosdado Cabello de conspirar con la guerrilla colombiana para “inundar a Estados Unidos con cocaína” y utilizar la venta de drogas “como arma contra” dicho país.

“Estimamos que entre 200 y 250 toneladas métricas de cocaína fueron sacadas de Venezuela por estas rutas. Esas 250 toneladas métricas equivalen a 30 millones de dosis letales”, declaró el departamento.

El secretario de Justicia estadounidense William Barr detalló los cargos en conferencia de prensa por internet.

“El régimen de Maduro está lleno de corrupción y criminalidad”, declaró Barr. “Mientras el pueblo venezolano sufre, este cabal se llena los bolsillos con dinero del narcotráfico y de la corrupción. Y esto ahora ha llegado a su fin”.

Las actividades criminales datan del inicio de la revolución liderada por Hugo Chávez en 1999 y ocurrieron en lugares como Aruba, Siria, México, Honduras e Irán, según las acusaciones.

En una acción coordinada, fiscales en Miami acusaron al titular del Tribunal Supremo venezolano, Maikel Moreno, de lavado de dinero. El ministro de defensa venezolano general Vladimir Padrino fue indiciado en base a acusaciones que datan de mayo del 2019.

El secretario de Estado Mike Pompeo anunció que su despacho ofrecerá recompensas en efectivo de hasta 55 millones de dólares por información que lleve al arresto a fallos de culpabilidades para Maduro y cuatro de sus allegados. Las recompensas, de hasta 15 millones de dólares para el presidente y hasta 10 millones para cada uno de los otros, se ofrecen mediante el Programa de Recompensas de la División de la Lucha Antinarcóticos, que ha pagado más de 130 millones de dólares en recompensas a cambio de información sobre 75 narcotraficantes desde que fue creado en 1986.

“Al ocupar altos cargos en el régimen de Maduro, estos individuos violaron la confianza pública al facilitar el transporte de narcóticos desde Venezuela, incluyendo el control de aeronaves que salen de una base aérea venezolana, y el control de rutas de droga por los puertos de Venezuela”, indicó Pompeo en una declaración.

Esta acción contra un mandatario en funciones prácticamente no tiene precedentes y apunta a incrementar a niveles no vistos hasta ahora las tensiones entre Washington y Caracas, en momentos que el nuevo coronavirus amenaza con colapsar el sistema de salud venezolano y una economía dependiente del petróleo afectada por años de corrupción interna y sanciones de Estados Unidos.

Analistas dijeron que las medidas sorpresivas podrían impulsar la reelección del presidente Donald Trump en el estado clave de Florida, donde ganó por un estrecho margen en 2016 y a donde han llegado venezolanos, cubanos y nicaragüenses que huyeron de regímenes autoritarios.

Sin embargo, no está claro cómo podría ayudar esto a poner fin a más de 15 meses de enfrentamientos entre Maduro y el líder opositor Juan Guaidó. Además, esto podría fragmentar la coalición de países que se han opuesto a Maduro si algunos latinoamericanos y europeos piensan que la administración de Trump se extralimitó.

“Este tipo de acción no hace nada para ayudar a una solución negociada, algo que ya es realmente difícil”, dijo Roberta Jacobson, quien se desempeñó como la principal diplomática del Departamento de Estado para América Latina hasta 2018.

Maduro, un exconductor de autobús de 57 años, se presenta a sí mismo como un ícono de la izquierda latinoamericana. Durante mucho tiempo acusó al “imperio” estadounidense de buscar cualquier excusa para tomar el control de las mayores reservas de petróleo del mundo, comparando las gestiones actuales estadounidenses con la invasión de Panamá en 1989 y la expulsión del general Manuel Noriega para enfrentar cargos de narcotráfico en Florida.

Barr y Elliott Abrams, enviado especial del Departamento de Estado para Venezuela, están a favor de adoptar una línea dura contra Maduro de igual manera que hicieron en la década de 1980 contra Noriega, cuando Barr era funcionario del Departamento de Justicia y Abrams era subsecretario de Estado para asuntos latinoamericanos.

Funcionarios estadounidenses ven otras analogías. Al igual que en ese entonces Estados Unidos acusaba a Noriega, ahora la administración de Trump acusa a Maduro y a sus comandantes militares de alojar a narcotraficantes, guerrilleros colombianos e incluso al grupo guerrillero libanés Hezbollah.

La administración acusa también a funcionarios del gobierno de Maduro y a empresarios influyentes de robarse miles de millones de dólares de las arcas públicas, particularmente dinero de la empresa petrolera PDVSA, cuya producción se ha desplomado a un nivel no visto en siete décadas.

Aun así, no será fácil iniciar un proceso contra Maduro pues por lo general los líderes nacionales, según leyes estadounidenses y el derecho internacional, son inmunes a procesos penales.

Sin embargo, Estados Unidos es uno de 60 países que no consideran a Maduro el líder legítimo de Venezuela aunque ejerza el poder de facto. Reconocen en ese cargo a Guaidó, titular de la Asamblea Nacional, pues consideran que la reelección de Maduro fue ilegítima.

Las evidencias contra Maduro fueron recabadas durante años por investigadores en Miami, Nueva York, Houston y Washington que han acusado a funcionarios, militares y empresarios venezolanos de soborno y lavado de dinero.

Gran parte de las pesquisas se han centrado en PDVSA, fuente de casi todos los ingresos por exportación que entran a Venezuela. El año pasado el gobierno estadounidense impuso sanciones contra PDVSA según las cuales ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con la empresa.

Pero para sorpresa de muchos, Maduro ha logrado mantenerse en el poder, pese a protestas callejeras, intentos de golpe y un masivo éxodo en que millones de venezolanos han huido de la hiperinflación y la escasez de alimentos.

Ante la caída del apoyo a Guaidó en las calles venezolanos, la administración de Trump intensificó la presión el año pasado, retirando su apoyo al proceso de mediación lanzado por Noruega y ampliando las sanciones de tal manera que incluso empresas extranjeras serían castigadas si transan con el gobierno de Maduro.

Ante pedidos del senador republicado por Florida, Marco Rubio, Barr le dio prioridad a las investigaciones sobre el círculo de asesores de Maduro, según dos fuentes enteradas de las decisiones que pidieron no ser identificadas.

La presión para que esas gestiones den fruto, dijeron las fuentes, aumentó por la época en que Guaidó visitó Washington en febrero y asistió al discurso del Estado de la Unión, invitado de Trump.

Pero la propagación del coronavirus demoró el anuncio, que iba a ser el 16 de marzo, indicaron las fuentes.

La crisis por el virus probablemente distraerá la atención del gobierno estadounidense y podría causar divisiones en la oposición venezolana, algunos de cuyos miembros se han manifestado a favor de cooperar con el equipo de Maduro para combatir la enfermedad. Podría también animar los pedidos de Maduro para que Estados Unidos levante sus sanciones, una idea favorecida por algunos países europeos.

Frank Mora, exfuncionario del Pentágono, considera que Estados Unidos tiene razón de condenar a Maduro por la represión contra su propio pueblo, por la corrupción y por convertir a Venezuela en un emporio criminal.

Pero al mismo tiempo, teme que todo no sea más que una maniobra política para ganarse el voto de los hispanos en Florida.

“No vamos a invadir y capturarlo”, señaló Mora, hoy en día director del Departamento de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Internacional de Florida.

“Esto no se trata de cambio de régimen ni de restaurar la democracia en Venezuela. Se trata de política electoral”, agregó.

Por su parte, el viceministro para Europa de la cancillería venezolana, Yvan Gil, afirmó en su cuenta de Twitter que en medio de la pandemia Estados Unidos “prioriza en su agenda desquiciada”.

Gil consideró como “ridículas acusaciones sin pruebas” los señalamientos contra Maduro, y sostuvo que en la Casa Blanca “asumen la fractura total de la oposición y se quedan solo con los radicales de #Guaidó que desean sangre y dolor ¡otro intento que fracasará!”.

China cierra sus fronteras

BEIJING (AP).- China dijo el jueves que prohibirá temporalmente la entrada de la mayoría de los extranjeros para tratar de frenar la cifra de casos importados de coronavirus.

La cancillería informó que a partir del sábado podría vedar incluso la entrada de extranjeros con permisos de residencia. Además, suspende todas las medidas que permiten el tránsito sin visado.

Dijo que quedan exentos los empleados diplomáticos y que los ciudadanos extranjeros que llegan a China en cumplimiento de “actividades económicas, comerciales, científicas o tecnológicas necesarias o por razones humanitarias de emergencia” pueden solicitar la visa.

“La suspensión es una medida temporaria que China se ve obligada a tomar a la luz de la situación del brote y las prácticas de otros países”, dijo el ministerio en un comunicado.

La pandemia de coronavirus se originó en China. Pero a medida que disminuyen sus casos de contagio local, el país ha debido enfrentar las infecciones traídas por personas recientemente arribadas desde el extranjero. Estos son la mayoría de los casos nuevos en China desde hace más de una semana.

China registra hasta el presente más de 81.700 casos con casi 3.300 decesos, según la base de datos de la Universidad Johns Hopkins. Las cifras mundiales son de más de 495.000 infectados y más de 22.200 muertes.

Gobierno español extiende estado de alarma por 15 días

PERIODISMO360RD.- El presidente del gobierno español anuncio una extensión de 15 días del estado de alarma por Coronavirus. Por lo que los ciudadanos seguirán confinados, Pedro Sánchez, ha comunicado este domingo a los presidentes autonómicos su decisión de prorrogar el estado de alarma durante quince días más. Para ello, el Gobierno tendrá que pedir autorización al Congreso de los Diputados.

El sábado, Sánchez había adelantó que “lo peor está por llegar” y que “estamos en un momento muy crítico y van a llegar días muy duros”. Con la ampliación del estado de alarma, España quedará confinada durante toda la Semana Santa, hasta el 4 de abril.

El Consejo de Ministros decretó el estado de alarma el pasado sábado, 14 de marzo. Es la segunda vez desde la reinstauración de la democracia que se adopta esta medida excepcional, que permite limitar las libertades personales.

El Real Decreto incluye el cierre de todo el comercio no esencial y la limitación de movimientos salvo en ocho supuestos, como ir al supermercado o a un centro de salud.

Irán rechaza ayuda de EEUU, cita teoría de la conspiración

 Emiratos Árabes Unidos (AP).- El líder supremo de Irán rechazó el domingo la asistencia estadounidense para combatir el nuevo coronavirus, citando una teoría de la conspiración sin base sobre que el virus podría haber sido fabricado en Estados Unidos.

Irán está sujeta a duras sanciones estadounidenses que impiden al país vender su petróleo y acceder a los mercados financieros internacionales.

En los últimos días, el gobierno civil iraní ha incrementado sus críticas a esas sanciones. Pero Jamenei, de 80 años, optó en su lugar por hacerse eco de la misma teoría de la conspiración sobre el virus utilizada cada vez más por las autoridades chinas sobre el origen de la pandemia.

“Posiblemente su medicina (ofrecida) sea una forma de extender más el virus”, dijo Jamenei. “O si envían terapeutas y médicos, quizá quieran ver el efecto del veneno, dado que se ha dicho que parte del virus se ha construido para Irán”.

En ningún lugar del mundo se han presentado pruebas científicas que respalden esas afirmaciones. Sin embargo, un portavoz del gobierno chino tuiteó este mes que “podría ser el Ejército de Estados Unidos el que trajo la epidemia a Wuhan. ¡Sean transparentes! ¡Hagan públicos sus datos! ¡Estados Unidos nos debe una explicación!”.

Tampoco Lijian ofreció pruebas para respaldar sus acusaciones, que hicieron que el Departamento de Estado de Estados Unidos convocara al embajador de China para presentar una queja formal.

Wuhan es la ciudad china donde se detectaron los primeros casos de la enfermedad en diciembre. El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha ido refiriendo de forma progresiva al microbio como el virus “chino” o “de Wuhan”, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud emplea el término COVID-19 para describir la enfermedad que produce. Incluso un senador estadounidenses de Arkansas ha difundido la teoría de la conspiración sin base de que el virus es un arma biológica de fabricación china.

Los científicos aún no han determinado con exactitud cómo se produjeron las primeras infecciones en personas. Las pruebas apuntan a que se originó en murciélagos, que a su vez infectaron a otro animal, desde el que se extendió a la gente en un mercado de Wuhan. El mercado ahora clausurado ofrecía docenas de especies, como salamandras gigantes, crías de cocodrilo y perros mapache, descritos a menudo como salvajes aunque fueran procedentes de cría.

Un artículo publicado la semana pasada en la revista científica Nature Medicine también señaló que hay “fuertes indicios” de que el virus “no es el resultado de manipulación deliberada”.

“Es improbable que (el virus) surgiera a través de manipulación en laboratorio de un coronavirus emparentado similar al SARS-CoV”, concluyeron los autores del estudio.

El ayatolá hizo sus declaraciones del domingo en un discurso en Teherán emitido en vivo el domingo a todo Irán con motivo del Nowruz, el Año Nuevo Persa. Jamenei había cancelado su discurso habitual en el santuario del imán Reza en Mashhad, debido al brote viral.

Irán tiene más de 20.600 casos confirmados del nuevo coronavirus, con 1.556 muertes confirmadas.

Es uno de los países más afectados por el nuevo virus. Ocho de cada 10 casos en Oriente Medio se encuentran en Irán, y personas que salían de la República Islámica llevaron el virus a otros países.

Un fuerte terremoto remece Croacia y causa daños en Zagreb

Croacia (AP).- Un fuerte sismo remeció el domingo Croacia y su capital, causando daños generalizados y escenas de pánico. Una niña de 15 años estaba en estado grave y los medios informaron de otros heridos.

La agencia sismológica europea, EMSC, estimó la magnitud del sismo en 5,3 y señaló que el terremoto se había producido en una zona al norte de la capital, Zagreb, a las 6:23 de la mañana (0523 GMT). El epicentro se situó 7 kilómetros (4 millas) al norte de Zagreb a una profundidad de 10 kilómetros (6 millas).

Muchos edificios se agrietaron en Zagreb, con daños en muros y tejados. Las calles del centro quedaron salpicadas de escombros. Losas de concreto cayeron sobre autos, y algunas chimeneas quedaron tiradas ante las entradas de los edificios.

La emblemática catedral de Zagreb también sufrió daños, y la parte superior de una de sus dos agujas se derrumbó. La catedral fue reconstruida después del terremoto de 1880.

El suministro eléctrico se interrumpió brevemente, mientras sonaban las alarmas y la gente salía corriendo de sus casas. También se registraron varios incendios. Más tarde se detectó al menos otros dos temblores.

Las autoridades dijeron en un principio que una niña de 15 años había muerto, pero fuentes médicas dijeron más tarde que seguía grave y que luchaban por salvarle la vida. No dieron detalles sobre la gravedad de los demás heridos.

Dentro de las casas, los residentes en la zona compartieron imágenes de objetos caídos de los estantes, cristales y botellas rotas. Las autoridades dijeron que había heridos, sin dar más detalles en un primer momento.

El sismo se produjo en medio de una cuarentena parcial en la capital para combatir la expansión de un nuevo coronavirus. Se dijo a la gente que evitara los espacios públicos como parques y plazas públicas, pero muchos no tuvieron más remedio que hacerlo al huir de sus apartamentos.

Las instrucciones del gobierno permitían reuniones de hasta cinco personas que mantuvieran distancia entre ellas.

Las restricciones para combatir el virus complicaban la situación, indicó el ministro del Interior, Davor Bozinovic.

“Hay normas para cuando hay un terremoto, pero cuando hay un terremoto a la vez que una pandemia global, entonces es una situación mucho más compleja”, dijo Bozinovic a la agencia estatal HINA.

Wuhan pasa un día sin casos nuevos, da esperanza al mundo

BEIJING (AP) — El jueves fue un día de contrastes en la lucha contra el nuevo coronavirus. En un indicio de esperanza, la ciudad china de Wuhan no reportó contagios locales, mientras que en una sombría advertencia para el mundo, Italia parecía encaminada a superar la cifra de muertos de China relacionada con el virus.

Los dos hitos reflejaban cómo ha pasado el epicentro del brote hacia Europa y Estados Unidos. También mostraron que la curva de contagios puede variar en distintos países, ya que Italia, con 60 millones de habitantes, se preparaba para una cifra de muertos mayor que la de China, un país con 1.400 millones de personas.

Italia registró el miércoles 2.978 muertes, con 475 nuevos fallecimientos. Dado que Italia llevaba una media de más de 350 muertos diarios desde el 15 de marzo, era probable que superase los 3.249 muertos de China cuando se publicaran los datos de la jornada al final del día.

Naciones Unidas y las autoridades sanitarias italianas han señalado varios motivos para la alta cifra de muertos en Italia, especialmente su numerosa población anciana, que es especialmente susceptible a desarrollar complicaciones graves por el virus. Italia tiene la segunda población más anciana del mundo, después de Japón, y la gran mayoría de los muertos, el 87% era mayor de 70 años.

En Estados Unidos, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades señalaron que el 80% de los 138 fallecidos en el país eran personas mayores de 65 años. En total, 8.900 pacientes han muerto en todo el mundo y 84.000 se han recuperado. Aparte de los ancianos y enfermos, la mayoría de la gente suele sufrir síntomas leves o moderados como fiebre y tos.

Los datos en Wuhan ofrecieron un atisbo de esperanza para el resto del mundo en la lucha contra el virus, y quizá una lección sobre las estrictas medidas necesarias para contener su expansión. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había comparado poco antes la lucha contra el brote con una guerra y reclamado competencias de emergencia para dirigir a la industria en la lucha contra la pandemia.

Wuhan fue el primer blanco del brote, con miles de personas enfermas o agonizando en hospitales construidos a toda prisa. Pero las autoridades chinas dijeron el jueves que los 34 casos nuevos identificados el día anterior habían llegado del extranjero.

“Hoy hemos visto el amanecer tras tantos días de duros esfuerzos”, dijo Jiao Yahui, inspector jefe de la comisión nacional de salud.

Aun así, el virus siguió cobrándose un precio en todo el mundo, tanto humano como económico.

Los mercados europeos subieron ligeramente tras las caídas en Asia, pese al enorme paquete de estímulo de 750.000 millones de euros anunciado durante la noche por el Banco Central Europeo. El precio del crudo cayó el miércoles por debajo de 21 dólares el barril por primera vez desde 2002 y subió ligeramente el jueves, a 23 dólares.

Naciones Unidas advirtió de que la crisis podría suponer la destrucción de casi 25 millones de empleos en todo el mundo.

En todo el mundo iban cerrando cada vez más fronteras, haciendo que algunos se preguntarán cómo podrían volver a casa. Australia y Nueva Zelanda cerraron el acceso a los turistas y solo permitieron el regreso de ciudadanos y residentes. Fiji identificó su primer caso, algo preocupante en una región con pobres infraestructuras sanitarias.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, tenía previsto indulta a 10.000 prisioneros más, incluidos varios con condenas políticas, en un aparente intento de combatir el virus, según la televisora estatal. El país, donde ya han muerto más de 1.100 personas por el virus, había liberado ya de forma provisional de 85.000 presos.

En Londres, donde viven casi 9 millones de personas, se instó a la gente a evitar el transporte público mientras las autoridades estudiaban medidas más duras de distanciamiento social. Londres es la zona más afectada del país, con aproximadamente un tercio de sus 2.644 casos.

Michel Barnier, el negociador jefe de la Unión Europea sobre la futura relación del bloque con Gran Bretaña tras el Brexit, dijo el jueves que tenía el virus. En un tuit, dijo encontrarse bien y con buen ánimo.

“Estoy siguiente todas las instrucciones necesarias”, indicó. “A todos los afectados, y a los que están en aislamiento: saldremos juntos de esta”.

El gobernador de Baviera, Markus Sueder, dijo que podría hacer falta un toque de queda en el estado sureño alemán si la gente no empezaba a seguir mejor las recomendaciones sobre restringir sus contactos sociales. En la vecina Austria, la provincia occidental de Tirol puso a 279 municipios bajo cuarentena ante la aparición de un gran número de casos de COVID-19, la enfermedad que provoca el virus.

Estados Unidos y Canadá cerraron sus fronteras a todos los desplazamientos no esenciales y Trump dijo que tenía previsto reclamar poderes extraordinarios para devolver de inmediato a México a cualquiera que cruzara la frontera sur de forma ilegal.

Rusia y México, por su parte, registraron sus primeras muertes por el virus. México cerró sus populares visitas a las Pirámides del Sol y de la Luna en Teotihuacán, una popular atracción turística en el equinoccio de primavera.

El índice Dow Jones perdió más de 1.300 puntos el miércoles, más de un 6%, y ha perdido casi todas las ganancias registradas dese la investidura de Trump.

La Casa Blanca presionó al Congreso para que aprobara con rapidez un paquete de rescate de un billón de dólares para reforzar la economía y agilizar ayudas a los estadounidenses en cuestión de semanas.

Trump se describió a sí mismo un “presidente en tiempos de guerra” e invocó la Ley de Producción de Defensa de 1950 para dirigir la producción industrial para compensar la escasez de mascarillas, respiradores y otros suministros, mientras los hospitales se preparaban para una oleada de casos.

Estados Unidos ha identificado más de 9.400 casos de coronavirus y al menos 138 muertos, en torno a la mitad en el estado de Washington, donde murieron docenas de internos de una residencia a las afueras de Seattle.

Los científicos creen que el número de infectados en Estados Unidos es mayor al oficial, porque muchos casos leves podrían no haber sido identificados y por las demoras en ampliar las pruebas.