Gobierno mantiene en alza precios de combustibles

La tasa de cambio promediada es de RD$56.82 según sondeo realizado por el Banco Central.

PERIODISMO360RD, Sato Domingo.- A excepción del Gas Natural, el gobierno dispuso que todos los combustibles registraran un alza en los precios.por cuarta semana consecutiva.

Para la semana del 6 al 12 de junio, el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) ha dispuesto que los combustibles se comercialicen con los siguientes precios. La gasolina premium se venderá a RD$191.00 por galón, sube RD$4.40 por galón, mientras que la gasolina regular se venderá a RD$176.60 por galón, con un aumento de RD$4.60 por galón.

El gasoil regular se venderá a RD$130.60 por galón, subiendo RD$3.70 por galón, el gasoil óptimo se venderá a RD$142.00 por galón, sube RD$3.40 por galón.

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) se venderá a RD$102.00 con un aumento de RD$ 2.60 por galón y el Gas Natural vale RD$28.97 por metro cúbico, manteniendo su precio.

El Avtur se venderá a RD$99.20 por galón, sube RD$1.70 por galón y el Kerosene se venderá a RD$122.20 por galón con un aumento de RD$1.80 por galón.

El Fuel Oíl #6 se venderá a RD$90.50 por galón, subiendo RD$3.90 por galón y el Fuel Oíl 1%S se venderá a RD$98.30 por galón aumentando RD$3.00 por galón.

La tasa de cambio promediada es de RD$56.82 según sondeo realizado por el Banco Central.

FMI prevé contracción mundial de 3% en 2020

WASHINGTON (AP).- Apaleada por el brote de coronavirus, la economía mundial sufrirá en 2020 su peor año desde la Gran Depresión de la década de 1930, advirtió el martes el Fondo Monetario Internacional.

En su informe, el FMI calcula que la economía mundial se contraerá 3% este año, mucho peor que la caída de 0,1% que hubo en la crisis financiera mundial de 2009, antes de recuperarse en 2021 con un crecimiento del 5,8%. Sin embargo, reconoce que las perspectivas de un repunte el próximo año están nubladas por la incertidumbre.

La evaluación sombría fue una degradación impresionante por parte del FMI. En su pronóstico anterior, en enero _antes de que el COVID-19 emergiera como una amenaza grave para la salud pública y el crecimiento económico en todo el mundo, el organismo calculaba un crecimiento global moderado de 3,3% para este año. Sin embargo, las amplias medidas para contener la pandemia (confinamiento, distanciamiento social, restricciones de viaje y cierres de empresas) prácticamente han frenado la economía en gran parte del mundo.

El Panorama Económico Mundial, que el FMI publica dos veces al año, se preparó para las reuniones de primavera del fondo y su organización hermana, el Banco Mundial, que se llevan a cabo esta semana. Esas reuniones, junto con una reunión de ministros de Finanzas y banqueros centrales de las 20 economías más grandes del mundo, se llevan a cabo de forma virtual _en línea_ por primera vez, a la luz de la pandemia de coronavirus.

En su pronóstico más reciente, el FMI espera contracciones económicas este año del 5,9% en Estados Unidos, del 7,5% en los 19 países europeos que comparten el euro, del 5,2% en Japón y del 6,5% en el Reino Unido. Se espera que China, donde se originó la pandemia, logre un crecimiento de 1,2% este año. La segunda economía más grande del mundo, que prácticamente se detuvo, comenzó a reactivarse mucho antes que otros países.

El comercio mundial caerá un 11% este año y luego crecerá un 8,4% en 2021, pronosticó el FMI.

La semana pasada, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, advirtió que el mundo enfrenta “las peores consecuencias económicas desde la Gran Depresión”. Dijo que los mercados emergentes y las naciones de bajos ingresos en África, América Latina y gran parte de Asia estaban especialmente en alto riesgo. El lunes, el FMI aprobó 500 millones de dólares para cancelar seis meses de pagos de deuda para 25 países empobrecidos de manera que puedan enfrentar mejor la pandemia.

EEUU: Congreso y Casa Blanca negocian rescate económico debido al coronavirus

WASHINGTON (AP).- Las negociaciones al más alto nivel entre el Congreso y la Casa Blanca sobre un gigantesco plan de rescate económico por más de un billón de dólares parecían avanzar la noche del sábado, mientras el presidente Donald Trump hacía un llamado a alcanzar un acuerdo para estabilizar a una nación paralizada por la pandemia del coronavirus.

En un momento de inquietud entre la población y de inestabilidad en los mercados, todas las partes dejaban entrever que un acuerdo estaba al alcance. El objetivo principal era conseguir que millones de trabajadores afectados de forma repentina por la crisis no se quedaran sin ingresos.

Las diferencias asimismo se han reducido durante las conversaciones sobre una especie de Plan Marshall para los hospitales y sobre el otorgamiento de créditos a las aerolíneas y otras grandes corporaciones que han tenido que dejar de funcionar debido al virus y la suspensión nacional de actividades. El Plan Marshall ayudó a reconstruir Europa Occidental después de la Segunda Guerra Mundial.

El líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, anunció el sábado por la noche que estaban “muy cerca” de alcanzar una resolución bipartisana.

McConnell dio instrucciones a los presidentes del comité para que elaborasen un borrador de proyecto. Los funcionarios han fijado una cantidad de casi 1,4 billones de dólares y afirman que con otras medidas de la Reserva Federal se podría inyectar dos billones de dólares a la economía de Estados Unidos.

“Estamos decididos a ofrecer la ayuda significativa que necesitan los estadounidenses, con la rapidez que requiere esta crisis”, dijo McConnell.

Un portavoz del líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que “aún no hay un acuerdo”. Los demócratas estaban deseando leer el borrador y continuar las negociaciones, señaló el vocero Justin Goodman.

“Todo mundo está trabajando con ahínco y quiere una solución que sea la correcta, me parece que estamos muy cerca”, declaró Trump ante la prensa con un tono de confianza sobre la capacidad de la nación para superar pronto la pandemia.

En el Capitolio, el Senado convocó una sesión extraordinaria de fin de semana mientras los negociadores elaboraban con premura el plan de rescate. No estaba previsto anuncio alguno sino hasta por lo menos el domingo. El objetivo del Senado es efectuar una votación inicial el domingo y conseguir la aprobación en esa cámara para el lunes.

Urge actuar debido al gran aumento en las solicitudes de asistencia por desempleo, el cierre de empresas y la reapertura el lunes de los mercados financieros ávidos de señales de que Washington puede amortiguar la crisis de salud y lo que los expertos describen como una recesión inminente.

Trump se ha abstenido de abundar en detalles pero señaló el sábado que estaría cortejando a los principales negociadores.