Propiedad intelectual, crecimiento y desarrollo

POR VÍCTOR MATEO VÁSQUEZ

La situación socioeconómica de América Latina, conjuntamente con la
realidad política, hace que su desarrollo sea cada vez más lento. El
tan esperado despegue de la región, se ve distante, puesto que la
falta de criterios en torno a los aspectos vitales que aseguran un
mejor futuro, no son asumidos con criterios objetivos. Es directamente
proporcional la relación existente entre fortalecimiento
gubernamental, consolidación de la democracia y el desarrollo social
de un país, pues para que exista estabilidad económica, debe darse
ciertas condiciones que garanticen bienestar a la nación.

Si los gobiernos invirtieran en concienciar a la población sobre las
grandes ventajas que existen cuando las manifestaciones culturales son
aprovechadas y explotadas en beneficio de su comunidad, la generación
de riqueza no sería asunto de preocupación. el folclore que es la
expresión artistica y creativa como los pueblos manifiestan su
cultura, es una fuente de riqueza incalculable. De hecho, muchos
países perciben ingresos a través de explotación de su cultura.
Colombia y sus demandadas mochilas artesanales es el mejor ejemplo.

Asimismo, un aspecto importante que ha tenido predominio en la
economía global, es la biotecnología, la cual es concebida como
aquella área o disciplina que procura aprovechar los sistemas
biológicos y organismos vivos, que puede ser aplicada en la industria
agrícola, farmacéutica, médica y medioambiental, con la finalidad
de crear o modificar productos o procesos para usos específicos.
América Latina tiene un gran potencial para desarrollar la citada
disciplina, pero para eso precisa de políticas y acuerdos regionales
que procuren la efectiva protección y el incentivo necesario para
lograrlo.

En Brasil, por ejemplo, la Propiedad Intelectual ha experimentado
cambios profundos, tal y como lo hace constar el informe de la
Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), en su
estudio titulado El uso de la Propiedad Intelectual en Brasil, 2014,
en cuya publicación se describen las tendencias de la utilización de
dicha materia. Su avance es innegable. Fue allí donde se creó el
Área de Asesoría Económica, con la misión de conducir estudios
económicos sobre el impacto de la Propiedad Intelectual y para
contribuir con el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual de
Brasil (INPI), en la formulación de políticas de desarrollo
económico. Políticas públicas que en la gente.

El impacto que otras naciones han evidenciado a nivel de progreso y
desarrollo de sus sociedades vía la biotecnología, en cuanto a
empleos, capacitación de nuevos técnicos y nuevas fuentes de
ingresos económicos, podría ser el de Latinoamérica, pero a través
de políticas públicas bien pensadas. Es preocupante la poca
información que recibe la gente sobre estos temas. A pesar de su
importancia, una similitud que poseen los países de la región es la
ignorancia respecto a sus prerrogativas sobre sus creaciones
artísticas, literarias, en fin, intelectuales.

La protección a la Propiedad Intelectual incide de manera directa en
el desarrollo social y económico de las naciones latinoamericanas, ya
que a través de la seguridad jurídica en la materia, se puede captar
inversiones, generar empleos, incentivar la economía y

fortalecer aspectos culturales que luego podrían ser explotados a
favor de la comunidad. En República Dominicana se ha avanzado, pero se
puede hacer mucho más.

El autor es: Abogado y profesor universitario

Miderec y el COD designan comisión para la desescalada

 Danilo Díaz, ministro de deportes

PERIODISMO360RD.- El Ministerio de Deportes y Recreación (Miderec) designó una comisión que junto a dos representantes del Comité Olímpico Dominicano (COD) coordinará la implementación del proceso de desescalada de cada disciplina, cuando el Gobierno Central autorice el retorno de las actividades deportivas, paralizadas desde mediados de marzo por la pandemia del COVID-19.

El personal designado por el ministro de Deportes, Danilo Díaz, dará seguimiento a todo el proceso de reinserción del sector deportivo y federativo, así como la utilización de las instalaciones deportivas, luego de que la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control del Coronavirus, conformada por el Poder Ejecutivo, dé su visto bueno para que se retome la práctica atlética.

La misma está encabezada por el director Técnico del Miderec Bernardo -Tony- Mesa, el coordinador de los directores deportivos provinciales Valentín Contreras y el doctor Julio Miñoso; Del Comité Olímpico la integran el primer y tercer vocales, Nelson Ramírez y Rafael Villalona, último que encabeza una comisión de contacto con las federaciones para los protocolos a seguir por el coronavirus, del organismo que preside el licenciado Luis Mejía.

Se recuerda que el ministro de Deportes sometió a la Comisión de Alto Nivel para el coronavirus una propuesta para que contemple la reanudación del deporte, de manera gradual, a partir de la segunda fase del plan de reactivación de la actividad económica y general dispuesta por el presidente de la República Danilo Díaz, durante un discurso a la nación el domingo 17 de mayo.

La segunda fase del plan de normalización está pautada para iniciar el próximo miércoles 3 de junio, que fue el objetivo de la propuesta sometida por el licenciado Danilo Díaz para que la Comisión de Alto Nivel contemplara la reanudación gradual de las actividades de su sector.

La primera de cuatro fases del plan gubernamental dio inicio miércoles 20 de mayo, permitiendo a las empresas, de acuerdo a su tamaño, operar con un 50 por 100 de su personal, igual que el sector público.